MANIFIESTO 28 DE AGOSTO: #YOQUIEROVOTAR

Hace ya tres meses y medio que salimos a la calle contra la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… por la indefensión del ciudadano de a pie al ver cómo sus derechos iban reduciéndose poco a poco a favor de mantener los beneficios de la banca.

Mientras que la banca privada recibía inyecciones millonarias de capital para mantener a los mercados “saneados” y contentos, hemos estado viendo cómo han ido recortando uno a uno los derechos básicos de los ciudadanos y cómo se esfuma el estado del bienestar. El trabajo de un siglo de lucha se está evaporando día tras día: entre otras muchas medidas del gobierno, el tijeretazo a la sanidad, que ya es tangible en comunidades como Cataluña, la reforma laboral y la compra de los sindicatos mayoritarios mediante el Pacto Social.

 

Pero la rapiña pactada por el PP-SOE y los poderes financieros ha ido mucho más lejos, no se ha conformado con llevarse uno a uno estos derechos básicos de la ciudadanía, ha ido a más, ha querido institucionalizarlos y para ello ha ido atacar la base fundamental sobre la que se cimienta el poder y la soberanía de la ciudadanía española: la Constitución Española de 1978.

 

Durante 30 años los políticos nos decían por activa y por pasiva la dificultad y pesadez que implicaría una reforma del texto constitucional y la importancia de mantener el texto sin enmendar a lo largo de las décadas. De hecho, el texto solo ha sido modificado una vez, para añadir la expresión “y pasivo” en el artículo 13.2, referida al ejercicio del derecho de sufragio de los extranjeros en elecciones municipales.

 

El PP-SOE obedece ciegamente al llamado “diktat” surgido a partir de una reunión de Nicolas Sarkozy y Angela Merkel, impulsando de espaldas a la ciudadanía, y con formas anti-democráticas esta modificación del artículo 135 de la Carta Magna que impondría constitucionalmente un techo de gasto en el déficit público.

 

¿Qué supone limitar el déficit de un país en tiempos de crisis?

 

  • 1: TECHO DE GASTO

Explicado de una manera simple, ya que mañana, nuestros compañeros de la Comisión de Educación Económica lo explicarán con más detenimiento, el techo de gasto pretende limitar el déficit que limita la capacidad de financiación del Estado y con ello principalmente los gastos sociales, desde las pensiones, hasta el cuerpo de bomberos o el salario de funcionarios, etc…

 

El problema en España no es el déficit, sino la caída de ingresos que irrumpió con la explosión de la burbuja inmobiliaria. Los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones gozarían de prioridad absoluta y se priorizaría el pago de la deuda ya existente, llevándonos a una espiral de deuda que jamás podremos terminar de pagar. Obviamente, esto le tendría el trabajo y los ingresos asegurados a los principales acreedores de España, que son (¡sorpresa!) la banca francesa y alemana.

 

  • 2: PRIORIDAD ABSOLUTA DE BANCA:

Con el nuevo artículo 135, si un municipio, comunidad, etc está en una situación difícil, por tener muchas deudas y obligaciones de pago, además de ingresos, cada euro que entre en tesorería tendrá que ir destinado a pagar la deuda e intereses. Cuando una empresa quiebra, lo primero que pagan son los salarios y después al resto de proveedores, porque se considera que los asalariados son la parte débil que no debe pagar los riesgos que supone un negocio, ya que no se beneficia cuando aumentan los beneficios. A partir de esta reforma, se prioriza y beneficia a los bancos, que evidentemente no sólo no son el eslabón débil de la cadena, sino que ahora también se dedican a redactar nuestras leyes.

 

  • 3: NO SE PODRÁ NEGOCIAR

Este punto es de vital importancia porque entra en vigor en pocos días y supone, además, que en el caso de un ataque especulativo o un cierre de mercados, ni pensionistas, ni trabajadores podrán cobrar.

Cuando los intereses de la deuda pública se disparan, normalmente acaba con una suspensión de pagos y negociación con los bancos con los cuales tienen la deuda. La reforma constitucional lo que quiere implantar es que no se pueda hacer esto. A partir de ahora, la prioridad del Estado será el pago a la banca, pues los créditos no se podrán modificar.

 

En conclusión la reforma significa LA ABOLICIÓN DE LA CONSTITUCIÓN. Si el estado no puede pagar absolutamente nada, ni negociar, ni mantener los servicios públicos, ni el país en funcionamiento, TODOS los demás artículos están sujetos a medidas económicas y los derechos soberanos del pueblo español rectificados en la Constitución quedan en NADA.

 

Este reforma constitucional propuesta por PP y PSOE al margen de la ciudadanía, sin convocar un referéndum vinculante, supone un golpe de estado en toda regla que deja al Estado Español sin posibilidad de defenderse de los ataques de los grandes intereses económicos internacionales y, como consecuencia , el desmantelamiento del Estado del Bienestar que es la base de nuestra Constitución.

 

Es caso es que aparte de Alemania, donde tampoco se refrendó esta medida, solo España obedecerá las órdenes de Merkel y Sarkozy. Pues probablemente ni siquiera en la Constitución francesa llegarán a realizarse estas reformas debido a la oposición del Partido Socialista, cuyos votos son imprescindibles para conseguir los 3/5 del Congreso requeridos para toda reforma de su Carta Magna, lo mismo ocurre en Italia y Portugal, donde no hay consenso en las cámaras para llevar a cabo tan importantes reformas.

 

Esto pone de muestra una vez más que los dos grandes partidos en España se ponen de acuerdo para satisfacer los intereses económicos que les financian y les permiten estar aferrados al sillón bajándose los pantalones una vez más ante la subasta de nuestros derechos y deberes fundamentales a espaldas del poder popular, si el artículo 1 de la Constitución dice que los poderes del Estado emanan de la soberanía nacional del pueblo español, es el deber de los que dicen representarnos consultar al pueblo si queremos modificarla, ya que ésta reforma no estaba incluida en el programa electoral de ninguno de los partidos que hablan en nuestro nombre en las cámaras. Si de verdad nos representaran, no tratarían de evitar a toda costa preguntarnos. Por eso pedimos que el 10% de los diputados exijan que la gente de la calle dé su opinión.

 

Porque es el pueblo quien debe decidir en un referéndum vinculante si quiere que se impulsen estas reformas que van a condicionar nuestro bienestar y nuestro futuro. Por eso es de suma importancia que estemos concentrados en la Plaza de la Constitución y no solo aquí, en más de una treintena para que no nos roben los derechos que lucharon para conseguir nuestros padres y abuelos.
POR ESO HOY, Y TODAS LAS VECES QUE SEAN NECESARIAS, TOMAMOS LA CALLE PARA DECIR:

 

  • NI UN PASO ATRÁS ANTE EL AVANCE DE LA DICTADURA DE LOS MERCADOS
  • ¡NO A LA SUBASTA DE NUESTRO FUTURO!
  • ¡NO A LA DEROGACIÓN DE NUESTROS DERECHOS FUNDAMENTALES!
  • ¡NO SIN NUESTROS VOTOS, NO A LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN SIN UN REFERENDUM VINCULANTE!
  • SÍ A LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA DEMOCRACIA

Twitter: @AcampadaMLG / #acampadamalaga
http://malaga.tomalaplaza.net

3 responses to “MANIFIESTO 28 DE AGOSTO: #YOQUIEROVOTAR”

  1. MIGUEL

    UNA VEZ MAS, SE DEMUESTRA QUE VIVIMOS EN UNA DICTADURA INCUBIERTA. UN SALUDO, FUERZA Y SALUD.

  2. 2 de septiembre, 12:00 Marcha hacia la Subdelegación del Gobierno: NO a la REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

    […] Manifiesto: http://malaga.tomalaplaza.net/2011/08/28/manifiesto-28-de-agosto-yoquierovotar/ […]

  3. Juan Antonio Valladares Álvarez

    Es imprescindible parar esta aberración. Hay que hacer lo que sea, dentro de la inteligenci y pacifismo que hasta ahora ha imperado en nuestra lucha.
    Un abrazo a todos los que hacéis posible mantener la esperanza.
    Xuan